¿Cocinar y congelar? ¿O congelar y cocinar luego?

Comparte

Para evitar el desperdicio alimentario es importante responder a estas preguntas.

Los alimentos cocinados suelen durar más tiempo que los crudos una vez refrigerados, ya que el deterioro en estos últimos es más rápido debido a la acción de organismos vivos y a la acción físico-química provocada a partir de su contacto con el entorno.

En este sentido, el frío es la mejor opción para extender la conservación de muchos alimentos y evitar el deterioro de su valor nutritivo, como también de su sabor y olor, ya que ralentiza los procesos biológicos y la proliferación de bacterias y otros microorganismos responsables de la degradación. Por esto también, en muchos casos –no siempre-, se recomienda congelar, en vez de refrigerar.

De todas formas, con la cocción, que modifica las propiedades físico-químicas de los alimentos, y elimina posibles microorganismos en insumos crudos, se puede extender aún más la vida útil, sobre todo cuando luego de esto los congelamos.

Una vez congelados, los alimentos que fueron cocinados deben guardarse separados de aquellos crudos. De lo contrario, se puede propiciar la contaminación cruzada a través de verduras o proteínas.

A continuación, dejamos algunos ejemplos del tiempo aproximado que pueden durar ciertos alimentos en tu congelador, una vez que ya fueron cocinados:

  • Your Content Goes Here
  • Carne cocinada y almacenada entre 1y 4ºC: 1 y 4 días
  • Pescados y mariscos cocinados y almacenados entre 1y 4ºC: 3 y 4 días
  • Verduras cocidas y almacenadas entre 1y 4ºC: 3 y 5 días

Fuente: El País

¿Ya sabías que esta es la mejor forma de extender la vida útil de tus alimentos? ¿Tienes otros datos que puedas compartir? ¡Les leemos!

¡Participa!

Deja tu comentario

Inscríbete a nuestra lista de correos

¿Quieres recibir más noticias?

¿Quieres seguir aprendiendo?

Lee artículos relacionados