Por qué vermicompostar

Comparte

Un 58% de la basura que generamos en nuestras casas corresponde a residuos orgánicos según cifras del Ministerio del Medio Ambiente. De eso, menos del 1% se valoriza a través de técnicas como el compostaje o vermicompostaje, y el restante termina en rellenos sanitarios o vertederos donde los residuos orgánicos se descomponen sin presencia de oxígeno.

Al descomponerse en esas condiciones, los orgánicos generan metano, un gas de efecto invernadero (GEI) que contribuye al cambio climático y es 84 veces más contaminante que el dióxido de carbono.

El vermicompostaje, surge así como el mejor aliado para tratar los residuos orgánicos y minimizar el impacto de nuestra basura en el medio ambiente. Esto porque degrada los orgánicos en un ambiente oxigenado con la ayuda de la lombriz roja californiana. Así, este proceso trae múltiples beneficios:

  • Transforma los residuos en humus, un abono natural para las plantas, disminuyendo la necesidad de fertilizantes artificiales.
  • Evita la emisión de GEI.
  • Permite minimizar los residuos domiciliarios a la mitad, en tu propia casa y a bajo costo.
  • La presencia de la lombriz roja californiana acelera el proceso, lo que hace al vermicompostaje la alternativa ideal para espacios pequeños.

¡Participa!

Deja tu comentario

Inscríbete a nuestra lista de correos

¿Quieres recibir más noticias?

¿Quieres seguir aprendiendo?

Lee artículos relacionados