Compostemos juntos y reduzcamos nuestra basura a la mitad.

Un 58% de la basura domiciliaria corresponde a residuos orgánicos. La buena noticia es que compostando con La Vermi puedes reducirla a la mitad.

Buenos hábitos

para prevenir la generación de residuos orgánicos

Desafíos y soluciones

en torno a los residuos orgánicos

¿Por qué usar la compostera?

Beneficios de LaVermi

Aprende a armarla

¿Cómo usarla?

¿tienes dudas?

Preguntas frecuentes

Es parte del proceso de aprendizaje, puedes incorporar nuevas lombrices y continuar con tu vermicompostaje. Revisa los factores que podrían estar afectando, como un correcto manejo de la humedad y no agregar cítricos ni cebolla y sus derivados.
Puedes echar materia orgánica, como restos de frutas y verduras, restos de poda, hojas secas, papeles y cartones. Debes evitar los cítricos y la cebolla y sus derivados.
El vermicompostaje no tiene mal olor si el proceso está bien hecho. Tu mezcla debería tener un olor similar al de la tierra. En caso de que aparezcan malos olores, debes revisar si hay un correcto manejo de la humedad.
Si hay un correcto manejo de la humedad, incorporando de manera equilibrada materia verde y café, no deberían aparecer mosquitos. Te recomendamos revolver la mezcla cada vez que agregues nuevos residuos, y terminar siempre con una capa de materia café, como hojas secas o cartón.
Sí, la vermi está diseñada para que puedas instalarla tanto en interior como en exterior.
Cuando no veas trozos enteros de orgánicos y la mezcla tenga apariencia de tierra. En el caso del humus líquido, irá cayendo en el vaso recolector de tu vermi.